Derivado de la artemisinina muestra potencial como tratamiento contra el SOP

Lo más leído

CDMX.- De acuerdo con datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), se estima que el síndrome de ovario poliquístico (SOP) afecta  entre el 8% y el 13% de las mujeres en edad reproductiva. El SOP es un trastorno endocrino poco comprendido que puede provocar desequilibrios hormonales, períodos irregulares y quistes en los ovarios, es por ello que un antiguo remedio chino para la malaria podría brindar una nueva esperanza a todas esas mujeres.

A pesar de que el síndrome de ovario poliquístico es común, este no cuenta con tratamientos aprobados por la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU., sin embargo, se están llevando a cabo algunos ensayos clínicos que aún se encuentran en etapas iniciales.

Muchas de las mujeres que viven con SOP terminan tomando medicamentos no autorizaos, como anticonceptivos orales, agentes sensibilizados a la insulina y antiandrógenos para controlar los síntomas. La cirugía puede llegar a emplearse para tratar los problemas de fertilidad asociados con el síndrome de ovario poliquístico, pero puede que no funcione en todas las personas.

Recientemente, un nuevo estudio halló que un derivado de la artemisinina, una molécula que proviene de la plantas de Artemisia, que se han usado en China para tratar la malaria desde 1596, ayudó a aliviar los síntomas del SOP en tras y en un grupo pequeño de mujeres.

Anteriormente, el investigador principal del estudio, Qi-qun Tang, MD, PhD, descubrió que este derivado llamado arteméter puede aumentar la termogénesis, estimulando el metabolismo.

Los investigadores para simular el síndrome de ovario poliquístico en ratas, trataron a los roedores con insulina y gonadotropina coriónica humana. Posteriormente, probaron el arteméter en las ratas y descubrieron que diminuía la producción de andróginos en los ovarios.

“Una característica común [del síndrome de ovario poliquístico] es que los ovarios, y a menudo las glándulas suprarrenales, producen un aumento de hormonas masculinas, muy lejos de lo que produce un hombre, pero ligeramente por encima de lo que produce una mujer normal”, señaló la endocrinóloga Andrea Dunaif, MD, profesora de la Facultad de Medicina Icahn de Mount Sinai, en la ciudad de Nueva York, que estudia la diabetes y la salud de las mujeres, quien no participó en el estudio.

El arteméter “inhibe una de las enzimas esteroidogénicas, CYP11A1, que es importante en la producción de hormonas masculinas”, comentó Tang.

“Lo hace aumentando la interacción de la enzima con una proteína llamada LONP1, lo que desencadena la degradación de la enzima. Los niveles elevados de LONP1 también parecieron suprimir la producción de andrógenos en los ovarios”, agregó.

Estudio piloto

En un estudio clínico piloto con 19 mujeres diagnosticadas con SOP, la ingesta de dihidroartemisinina (un fármaco aprobado utilizado para tratar la malaria que contiene derivados activos de la artemisinina) durante 12 semanas disminuyó de manera sustancial los niveles séricos de testosterona y hormona antimülleriana (que son más altos en mujeres con SOP).

También los investigadores encontraron que el recuento de folículos astrales (más alto de lo normal en el SOP) se había reducido. Además, todas las participantes tuvieron ciclos menstruales regulares durante el tratamiento.

“Los ciclos menstruales regulares sugieren que hay ovulación, lo que puede resultar en la concepción”, dijo Dunaif. A pesar de ello aún se requieren realizar más pruebas para confirmar que los ciclos son ovulatorios, añadió.

Asimismo, disminuir los niveles de andrógenos “podría mejorar una parte sustancial de los síntomas del síndrome de ovario poliquístico”, afirmó Dunaif. Pero la investigación no observó una mejora en la sensibilidad a la insulina entre las mujeres, lo que sugiere que apuntar a los andrógenos puede no aliviar los síntomas metabólicos.

A pesar de los resultados obtenidos en el estudio piloto, aún se necesita un ensayo más amplio controlado con placebo para evaluar la eficacia de dihidroartemisinina ya que este estudio no contó con un grupo de placebo.

Finamente, a pesar de que se puede adquirir artemisinina en Internet, Dunaif advirtió que no empieces a tomarla si tienes síndrome de ovario poliquístico. “No creo que estemos en ese punto”, concluyó Dunaif.

Científicos crean el primer mapa de un ovario humano

- Advertisement -

Más artículos

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Lo más reciente